MENÚ
Cargando...

UCR: a 37 años de la asunción de Raúl Alfonsín

Atrás quedaban las noches mas oscuras de la historia argentina, relatos de desapariciones, muertes, guerras sin sentido, persecuciones políticas y violaciones a los derechos humanos iban a quedar en nuestro ADN nacional, atrás quedaba la oscuridad y ese día empezábamos a ver la luz de la vida, la paz y la democracia.

Por REDACCIÓN CHUBUT

El Comité Departamental Trelew de la Unión Cívica Radical, bajo la titularidad de Gerardo Merino, recordó la vuelta de la democracia en manos del expresidente Raúl Alfonsín.

Cuatro días antes una persona venida de la ciudad de Chascomus en la provincia de Buenos Aires pronunciaba un discurso en la histórica avenida 9 de Julio de la ahora Ciudad Autónoma de Buenos Aires, ese hombre que sus iniciales eran las mismas que las de Republica Argentina, hacia ese rezo laico que era parte ya de sus convicciones más profundas y que une a todos los argentinos que creen en esas primeras palabras que se encuentran en el inicio de nuestra constitución nacional.

Hace 37 años Raúl Alfonsín ganaba las elecciones y se transformaba en el padre de la democracia argentina, no solo por el triunfo electoral, sino porque en el confluían todas las características de un demócrata: ética, respeto a las instituciones y poderes del Estado, creencia firme en que con la democracia se puede construir un país progresista que no deje a nadie afuera y sobre todo que el hombre que está en política está para servir y no para servirse.

Alfonsín era alguien quien creía firmemente que “con la democracia no sólo se vota, sino que también se come, se educa y se cura” y a partir del 30 de octubre de 1983 lucho por eso, para que todos los argentinos tengan un plato de comida, que todos los niños, adolescentes y jóvenes argentinos tengan acceso a una educación de calidad y para que todo argentino acceda a un sistema público de salud de excelencia. Por eso cada vez que, y parafraseándolo, “alguien distraído, al costado de camino cuando nos ve marchar, nos pregunta: '¿Hacia dónde marchan, por qué luchan?' le contestamos con las palabras del preámbulo. 'Que marchamos, que luchamos para constituir la unión nacional, afianzar la Justicia, consolidar la paz interior, proveer a la defensa común, promover el bienestar general y asegurar los beneficios de la libertad para nosotros, para nuestra posteridad y para todos los hombres del mundo que deseen habitar el suelo argentino'”, porque es el legado que nos dejo a los radicales y a todos los argentinos el gran Raúl Alfonsín

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Diario EL CHUBUT no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Comentarios

UCR: a 37 años de la asunción de Raúl Alfonsín

Atrás quedaban las noches mas oscuras de la historia argentina, relatos de desapariciones, muertes, guerras sin sentido, persecuciones políticas y violaciones a los derechos humanos iban a quedar en nuestro ADN nacional, atrás quedaba la oscuridad y ese día empezábamos a ver la luz de la vida, la paz y la democracia.

El Comité Departamental Trelew de la Unión Cívica Radical, bajo la titularidad de Gerardo Merino, recordó la vuelta de la democracia en manos del expresidente Raúl Alfonsín.

Cuatro días antes una persona venida de la ciudad de Chascomus en la provincia de Buenos Aires pronunciaba un discurso en la histórica avenida 9 de Julio de la ahora Ciudad Autónoma de Buenos Aires, ese hombre que sus iniciales eran las mismas que las de Republica Argentina, hacia ese rezo laico que era parte ya de sus convicciones más profundas y que une a todos los argentinos que creen en esas primeras palabras que se encuentran en el inicio de nuestra constitución nacional.

Hace 37 años Raúl Alfonsín ganaba las elecciones y se transformaba en el padre de la democracia argentina, no solo por el triunfo electoral, sino porque en el confluían todas las características de un demócrata: ética, respeto a las instituciones y poderes del Estado, creencia firme en que con la democracia se puede construir un país progresista que no deje a nadie afuera y sobre todo que el hombre que está en política está para servir y no para servirse.

Alfonsín era alguien quien creía firmemente que “con la democracia no sólo se vota, sino que también se come, se educa y se cura” y a partir del 30 de octubre de 1983 lucho por eso, para que todos los argentinos tengan un plato de comida, que todos los niños, adolescentes y jóvenes argentinos tengan acceso a una educación de calidad y para que todo argentino acceda a un sistema público de salud de excelencia. Por eso cada vez que, y parafraseándolo, “alguien distraído, al costado de camino cuando nos ve marchar, nos pregunta: '¿Hacia dónde marchan, por qué luchan?' le contestamos con las palabras del preámbulo. 'Que marchamos, que luchamos para constituir la unión nacional, afianzar la Justicia, consolidar la paz interior, proveer a la defensa común, promover el bienestar general y asegurar los beneficios de la libertad para nosotros, para nuestra posteridad y para todos los hombres del mundo que deseen habitar el suelo argentino'”, porque es el legado que nos dejo a los radicales y a todos los argentinos el gran Raúl Alfonsín

 

Conectar
Crear cuenta