MENÚ
Cargando...

Vecinos cómplices de delincuente detenido intentaron liberarlo atacando a policías y rompiendo patrullero

Esperando refuerzos, tres policías debieron resistir estoicamente ayer los embates de unas diez personas que querían arrebatarles un detenido en medio de un áspero procedimiento en el barrio Inta de Trelew, durante el que recibieron piedrazos, patadas, trompadas y hasta mordidas.

Por REDACCIÓN CHUBUT

Al sujeto le habían secuestrado un revólver con el que había andado a los tiros tras amenazar a una mujer y la intención de «los vecinos cómplices» era liberarlo antes de que fuese trasladado a la Comisaría. Por suerte no lo lograron.
Todo sucedió momentos antes del mediodía, alrededor de las once y media, en las inmediaciones de las calles Gales y Río Pico. Desde ese sector habían llamado a la Policía denunciando que andaba un sujeto con un arma en la mano efectuando disparos hacia cualquier dirección y que también había amenazado a una mujer. 

Un patrullero que se encontraba cerca de ese lugar, el 917 de la Comisaría Tercera, llegó rápidamente y el maleante al verlo emprendió la huida, los policías ni bien bajaron del móvil salieron en su persecución; se metió a una vivienda tratando de ocultarse, pero allí igualmente fue detenido.

Al sujeto, un «conocido» malandra de 21 años, le secuestraron un revólver calibre 32 largo con el que había efectuado varios disparos y cuando estaban por trasladarlo a una dependencia policial un grupo de vecinos se acercó al lugar del procedimiento e intentó liberarlo.

Para ello atacaron a los policías, entre los que había una mujer, arrojándoles piedras, dándoles trompadas, patadas y hasta mordiéndolos en medio de una feroz revuelta que concluyó con los agresores dispersándose y huyendo en diferentes direcciones al ver que comenzaban a llegar varios patrulleros con personal de refuerzo de distintas Comisarías de la ciudad. 

Durante la gresca, el suboficial que tenía reducido al delincuente recibió un piedrazo en un ojo y al móvil en el que circulaban él y sus dos compañeros le rompieron la luneta. 

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Diario EL CHUBUT no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Comentarios

Vecinos cómplices de delincuente detenido intentaron liberarlo atacando a policías y rompiendo patrullero

Esperando refuerzos, tres policías debieron resistir estoicamente ayer los embates de unas diez personas que querían arrebatarles un detenido en medio de un áspero procedimiento en el barrio Inta de Trelew, durante el que recibieron piedrazos, patadas, trompadas y hasta mordidas.

La Policía logró detener al joven pese al esfuerzo de los vecinos por liberarlo.

Al sujeto le habían secuestrado un revólver con el que había andado a los tiros tras amenazar a una mujer y la intención de «los vecinos cómplices» era liberarlo antes de que fuese trasladado a la Comisaría. Por suerte no lo lograron.
Todo sucedió momentos antes del mediodía, alrededor de las once y media, en las inmediaciones de las calles Gales y Río Pico. Desde ese sector habían llamado a la Policía denunciando que andaba un sujeto con un arma en la mano efectuando disparos hacia cualquier dirección y que también había amenazado a una mujer. 

Un patrullero que se encontraba cerca de ese lugar, el 917 de la Comisaría Tercera, llegó rápidamente y el maleante al verlo emprendió la huida, los policías ni bien bajaron del móvil salieron en su persecución; se metió a una vivienda tratando de ocultarse, pero allí igualmente fue detenido.

Al sujeto, un «conocido» malandra de 21 años, le secuestraron un revólver calibre 32 largo con el que había efectuado varios disparos y cuando estaban por trasladarlo a una dependencia policial un grupo de vecinos se acercó al lugar del procedimiento e intentó liberarlo.

Para ello atacaron a los policías, entre los que había una mujer, arrojándoles piedras, dándoles trompadas, patadas y hasta mordiéndolos en medio de una feroz revuelta que concluyó con los agresores dispersándose y huyendo en diferentes direcciones al ver que comenzaban a llegar varios patrulleros con personal de refuerzo de distintas Comisarías de la ciudad. 

Durante la gresca, el suboficial que tenía reducido al delincuente recibió un piedrazo en un ojo y al móvil en el que circulaban él y sus dos compañeros le rompieron la luneta. 

 

Conectar
Crear cuenta