MENÚ
Cargando...

Un argentino recibió la vacuna experimental de Oxford

Vive en Sudáfrica y cumplió estrictamente la cuarentena. "Fui por miedo, porque acá el virus se desparramó", dijo.

Por REDACCIÓN CHUBUT

Pablo Berra es argentino, tiene 55 años y vive en Sudáfrica. Fue uno de los 2020 voluntarios que recibieron la vacuna contra el coronavirus que desarolla la Universidad de Óxford y está en etapa experimental.

"Fui por miedo, porque acá el virus se desparramó. Estamos quintos en cuanto al número de contagios en el mundo", aseguró.

"Estuve averiguando y dentro de las 155 vacunas que hay en el mundo en investigación, esta es la que está más cerca de llegar a la cura. Encontré el mail de una doctora, en un diario local, me contacté y enseguida me llamaron", relató Berra, que nació en Lomas de Zamora y se crió en Santiago del Estero.

Luego de unas dos semanas de estudios y pruebas, le aplicaron la vacuna el lunes. Fue en un laboratorio de la Universidad de Witts, en Johanesburgo. Además del Reino Unido, las pruebas de la vacuna se realizan en voluntarios de Sudáfrica y Brasil.

"Me dijeron que los efectos pueden ser mínimos y es poca la gente que podría llegar a sentir algo. Yo no sentí todavía nada, pero estoy en contacto permanente con el laboratorio", aseguró. "Me harán ir todas las semanas para hacerme análisis de sangre y ver si tengo los anticuerpos", agregó Berra.

El panorama, para él, es positivo. "Estoy seguro de que va a funcionar bien. Creo que hay una luz al final", dijo el hombre que vive desde hace 12 años en Sudáfrica.

Las pruebas que se realizaron en el país incluyeron a 2020 voluntarios. A la mitad se les aplicó la vacuna, y a la otra mitad un placebo.

El efecto de la vacuna es medido por un aumento de los anticuerpos y células T, generados en la sangre de los voluntarios que se prestaron al experimento. Se comprobó que las personas que recibieron la vacuna llegaron a generar tantos anticuerpos como genera una persona que enfermó y se curó de COVID-19. fuente tn

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Diario EL CHUBUT no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Comentarios

Un argentino recibió la vacuna experimental de Oxford

Vive en Sudáfrica y cumplió estrictamente la cuarentena. "Fui por miedo, porque acá el virus se desparramó", dijo.

Pablo Berra es argentino, tiene 55 años y vive en Sudáfrica. Fue uno de los 2020 voluntarios que recibieron la vacuna contra el coronavirus que desarolla la Universidad de Óxford y está en etapa experimental.

"Fui por miedo, porque acá el virus se desparramó. Estamos quintos en cuanto al número de contagios en el mundo", aseguró.

"Estuve averiguando y dentro de las 155 vacunas que hay en el mundo en investigación, esta es la que está más cerca de llegar a la cura. Encontré el mail de una doctora, en un diario local, me contacté y enseguida me llamaron", relató Berra, que nació en Lomas de Zamora y se crió en Santiago del Estero.

Luego de unas dos semanas de estudios y pruebas, le aplicaron la vacuna el lunes. Fue en un laboratorio de la Universidad de Witts, en Johanesburgo. Además del Reino Unido, las pruebas de la vacuna se realizan en voluntarios de Sudáfrica y Brasil.

"Me dijeron que los efectos pueden ser mínimos y es poca la gente que podría llegar a sentir algo. Yo no sentí todavía nada, pero estoy en contacto permanente con el laboratorio", aseguró. "Me harán ir todas las semanas para hacerme análisis de sangre y ver si tengo los anticuerpos", agregó Berra.

El panorama, para él, es positivo. "Estoy seguro de que va a funcionar bien. Creo que hay una luz al final", dijo el hombre que vive desde hace 12 años en Sudáfrica.

Las pruebas que se realizaron en el país incluyeron a 2020 voluntarios. A la mitad se les aplicó la vacuna, y a la otra mitad un placebo.

El efecto de la vacuna es medido por un aumento de los anticuerpos y células T, generados en la sangre de los voluntarios que se prestaron al experimento. Se comprobó que las personas que recibieron la vacuna llegaron a generar tantos anticuerpos como genera una persona que enfermó y se curó de COVID-19. fuente tn

Conectar
Crear cuenta