MENÚ
Cargando...

Internaron de urgencia al abogado Romero que está realizando huelga de hambre en su lugar de detención

Internaron de urgencia ayer al abogado Oscar Romero. Llegó al hospital con un severo cuadro de desnutrición y deshidratación, según su hija, porque hace 25 días que no ingiere alimento alguno y 5 que no toma agua, protestando por un «ilegítimo agravamiento en sus condiciones de detención».

Por REDACCIÓN CHUBUT

Está en la cárcel desde mediados del año pasado, imputado de haber querido asesinar a tiros a un tapicero, en un intrincado caso que dentro de poco irá a juicio.
Jessica, una hija de Romero, habló con EL CHUBUT a propósito del estado de salud de su padre y, cuando se le preguntó sobre el porqué de la huelga de hambre explicó, que «él ha sido alojado en lugares en donde hay condenados y debe estar separado de ellos, porque está procesado, no condenado. Y además, por los lugares en los que fue alojado: en condiciones infrahumanas», remarcó. 
«Sufrió un constante manoseo», aseguró y contó que «estuvo en el Centro de Detención, de ahí lo mandaron a una celda de aislamiento en la Alcaidía. Después lo llevaron al IPP (Instituto Penitenciario Provincial camino a Madryn), de ahí volvieron a traerlo a la Alcaidía, en el pabellón número 5 que es una celda de aislamiento», indicó.
«Es más, el día jueves de la semana pasada un juez hizo una inspección ocular en la que constató las condiciones infrahumanas en las que se encontraba mi padre. En virtud de ello, se ordenó el traslado al Centro de Detención -nuevamente- al pabellón número 3 en el que hay condenados. O sea, es un círculo vicioso todo esto», denunció. 
«A él lo trasladan a un lugar con condenados, se presenta un Habeas Corpus y lo llevan a otro que no cuenta con las condiciones edilicias», añadió.
«Es más, desde el área Penitenciaria (de la policía provincial) se dice que no hay un lugar en donde alojarlo a mi papá», dijo Jessica Romero. «Entonces no encontramos la justificación del porqué lo tienen en estas condiciones», aseguró. «¿Por qué no le dan una prisión domiciliaria?», preguntó. 
«En todas las audiencias se la solicitó y lo que agregan es el peligro de fuga que está totalmente desvirtuado. Estuvo siete meses en el Centro de Detención (aledaño a la Comisaría Tercera de Trelew), en el área externa, y como es de público conocimiento allí hay mínima vigilancia, tuvo posibilidades de fugarse y no lo hizo porque él no se va a sustraer el proceso que tiene en contra», expresó la hija del abogado preso.
Romero está desde ayer en el hospital público de Trelew, se dice, «en estado bastante complicado» y la familia, su hija, los abogados que lo patrocinan esperan la respuesta de parte del juez con respecto a los tres «habeas corpus» que han presentado, en donde -fundamentalmente- piden una morigeración en las condiciones de encierro del letrado; ahora, teniendo en cuenta las consecuencias de la huelga de hambre que está llevando adelante desde hace más de veinte días. 
Finalmente, ayer se le preguntó a la hija sobre cómo vio a su padre y describió: «Está internado ahora en el hospital zonal y allí lo van a dejar no sé por qué cantidad de tiempo porque su estado físico es preocupante». 
-¿Cuánto estaba pesando antes de que comenzara con la huelga de hambre? Se le consultó. «Bajó 15 kilos, pesaba casi 80 y ahora está pesando 65. Solo en los últimos días bajó 6 kilos, una cuestión que a los mismos médicos les llama la atención», contó la joven. 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Diario EL CHUBUT no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Comentarios

Internaron de urgencia al abogado Romero que está realizando huelga de hambre en su lugar de detención

Internaron de urgencia ayer al abogado Oscar Romero. Llegó al hospital con un severo cuadro de desnutrición y deshidratación, según su hija, porque hace 25 días que no ingiere alimento alguno y 5 que no toma agua, protestando por un «ilegítimo agravamiento en sus condiciones de detención».

Está en la cárcel desde mediados del año pasado, imputado de haber querido asesinar a tiros a un tapicero, en un intrincado caso que dentro de poco irá a juicio.
Jessica, una hija de Romero, habló con EL CHUBUT a propósito del estado de salud de su padre y, cuando se le preguntó sobre el porqué de la huelga de hambre explicó, que «él ha sido alojado en lugares en donde hay condenados y debe estar separado de ellos, porque está procesado, no condenado. Y además, por los lugares en los que fue alojado: en condiciones infrahumanas», remarcó. 
«Sufrió un constante manoseo», aseguró y contó que «estuvo en el Centro de Detención, de ahí lo mandaron a una celda de aislamiento en la Alcaidía. Después lo llevaron al IPP (Instituto Penitenciario Provincial camino a Madryn), de ahí volvieron a traerlo a la Alcaidía, en el pabellón número 5 que es una celda de aislamiento», indicó.
«Es más, el día jueves de la semana pasada un juez hizo una inspección ocular en la que constató las condiciones infrahumanas en las que se encontraba mi padre. En virtud de ello, se ordenó el traslado al Centro de Detención -nuevamente- al pabellón número 3 en el que hay condenados. O sea, es un círculo vicioso todo esto», denunció. 
«A él lo trasladan a un lugar con condenados, se presenta un Habeas Corpus y lo llevan a otro que no cuenta con las condiciones edilicias», añadió.
«Es más, desde el área Penitenciaria (de la policía provincial) se dice que no hay un lugar en donde alojarlo a mi papá», dijo Jessica Romero. «Entonces no encontramos la justificación del porqué lo tienen en estas condiciones», aseguró. «¿Por qué no le dan una prisión domiciliaria?», preguntó. 
«En todas las audiencias se la solicitó y lo que agregan es el peligro de fuga que está totalmente desvirtuado. Estuvo siete meses en el Centro de Detención (aledaño a la Comisaría Tercera de Trelew), en el área externa, y como es de público conocimiento allí hay mínima vigilancia, tuvo posibilidades de fugarse y no lo hizo porque él no se va a sustraer el proceso que tiene en contra», expresó la hija del abogado preso.
Romero está desde ayer en el hospital público de Trelew, se dice, «en estado bastante complicado» y la familia, su hija, los abogados que lo patrocinan esperan la respuesta de parte del juez con respecto a los tres «habeas corpus» que han presentado, en donde -fundamentalmente- piden una morigeración en las condiciones de encierro del letrado; ahora, teniendo en cuenta las consecuencias de la huelga de hambre que está llevando adelante desde hace más de veinte días. 
Finalmente, ayer se le preguntó a la hija sobre cómo vio a su padre y describió: «Está internado ahora en el hospital zonal y allí lo van a dejar no sé por qué cantidad de tiempo porque su estado físico es preocupante». 
-¿Cuánto estaba pesando antes de que comenzara con la huelga de hambre? Se le consultó. «Bajó 15 kilos, pesaba casi 80 y ahora está pesando 65. Solo en los últimos días bajó 6 kilos, una cuestión que a los mismos médicos les llama la atención», contó la joven. 

Conectar
Crear cuenta