MENÚ
Cargando...

Clausuran un sector de la Escuela N° 767 por temor a un derrumbe de la estructura

Desde la dirección de la Escuela N° 767 Ana María Martínez anunció la decisión de clausurar de manera preventiva un sector del establecimiento escolar para garantizar la seguridad del personal y alumnado. 

Por REDACCIÓN CHUBUT

Aclaró que la medida fue tomada en una concurrida asamblea que tuvo lugar el martes con la participación de las comunidades de las cuatro institución que alberga el edificio: la escuela de Inicial N° 4401, escuela N° 205;  escuela secundaria N° 767 y de  nivel terciario el Instituto Superior de Formación Docente N° 809.
“La comunidad educativa de todas las 
instituciones está solicitando un nuevo peritaje y que obras públicas determine el área a clausurar”, dijo Martínez, quien advirtió que “hoy (por ayer) clausuramos de manera preventiva el sector, pero la verdad es que solicitamos a Obras Públicas para que determine y elabore un informe”.
Asimismo, adelantó que “el 26 de agosto vamos a tener una nueva reunión de la comunidad educativa para analizar la situación. El dictado de clases no estaría en riesgo en la escuela, excepto que Obras Públicas lo diga, pero sí se verían afectados algunos espacios”. 
Hizo hincapié en que las cuatro instituciones que utilizan el edificio están pidiendo “un peritaje sobre la situación de la biblioteca ubicada en un aula de la planta alta, que por ser un aula fue calculada como para soportar el peso de alumnos y de bancos. No fue calculada para soportar el peso de los libros de las bibliotecas de dos instituciones”. 
Consideró que “esta soportando un peso para el cual no fue diseñada, y de hecho hay un informe del año 2016 en el que se sugiere  trasladar la biblioteca a otro espacio. Consideramos que el nivel de peso que puede soportar esta más que superado. No trasladamos la biblioteca considerando que se iban a cumplir las promesas de una biblioteca nueva, pero hoy estamos en el  año 2019 y todavía no contamos con ese espacio”.
La directora de la Escuela 767 subrayó que “hay varios arreglos que se está intentando solucionar, y tenemos un plazo de 90 días para que Camuzzi dé la habilitación total, ya que por ahora tenemos habilitación provisoria. Es un edificio que presenta, por la falta de mantenimiento, dificultades que es necesario atender. De hecho, esta cuestión del pedido de las dos bibliotecas y las dos aulas vienen con notas presentadas desde el año 2005 y 2006. Ya la escuela ha quedado chica y la nueva ley de educación ha previsto nuevos espacios. Hemos implementado la nueva ley pero no tuvimos una erogación presupuestaria que acompañe esos cambios. Nuestra escuela tiene una orientación en comunicación, pero no tenemos un espacio multimedios”.  Agregó que la escuela no cuenta con un gimnasio, “por lo tanto los alumnos hacen educación física en distintos espacios de otras instituciones, y eso acarrea numerosos problemas”. 

MEJORAS COMPROMETIDAS 
Más allá de las necesidades, confió que por estas horas “se está llevando adelante por parte de obras públicas algunos arreglos que tienen que ver con la reparación del gas, algo que ya estaba previsto. Por otro lado, se planteó la necesidad de mejorar el sistema de calderas, pero esto no se va a poder hacer en lo inmediato para no dejar sin calefacción el edificio durante mucho tiempo. Eso se prevé para el verano”. 


 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Diario EL CHUBUT no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Comentarios

Clausuran un sector de la Escuela N° 767 por temor a un derrumbe de la estructura

Desde la dirección de la Escuela N° 767 Ana María Martínez anunció la decisión de clausurar de manera preventiva un sector del establecimiento escolar para garantizar la seguridad del personal y alumnado. 

Aclaró que la medida fue tomada en una concurrida asamblea que tuvo lugar el martes con la participación de las comunidades de las cuatro institución que alberga el edificio: la escuela de Inicial N° 4401, escuela N° 205;  escuela secundaria N° 767 y de  nivel terciario el Instituto Superior de Formación Docente N° 809.
“La comunidad educativa de todas las 
instituciones está solicitando un nuevo peritaje y que obras públicas determine el área a clausurar”, dijo Martínez, quien advirtió que “hoy (por ayer) clausuramos de manera preventiva el sector, pero la verdad es que solicitamos a Obras Públicas para que determine y elabore un informe”.
Asimismo, adelantó que “el 26 de agosto vamos a tener una nueva reunión de la comunidad educativa para analizar la situación. El dictado de clases no estaría en riesgo en la escuela, excepto que Obras Públicas lo diga, pero sí se verían afectados algunos espacios”. 
Hizo hincapié en que las cuatro instituciones que utilizan el edificio están pidiendo “un peritaje sobre la situación de la biblioteca ubicada en un aula de la planta alta, que por ser un aula fue calculada como para soportar el peso de alumnos y de bancos. No fue calculada para soportar el peso de los libros de las bibliotecas de dos instituciones”. 
Consideró que “esta soportando un peso para el cual no fue diseñada, y de hecho hay un informe del año 2016 en el que se sugiere  trasladar la biblioteca a otro espacio. Consideramos que el nivel de peso que puede soportar esta más que superado. No trasladamos la biblioteca considerando que se iban a cumplir las promesas de una biblioteca nueva, pero hoy estamos en el  año 2019 y todavía no contamos con ese espacio”.
La directora de la Escuela 767 subrayó que “hay varios arreglos que se está intentando solucionar, y tenemos un plazo de 90 días para que Camuzzi dé la habilitación total, ya que por ahora tenemos habilitación provisoria. Es un edificio que presenta, por la falta de mantenimiento, dificultades que es necesario atender. De hecho, esta cuestión del pedido de las dos bibliotecas y las dos aulas vienen con notas presentadas desde el año 2005 y 2006. Ya la escuela ha quedado chica y la nueva ley de educación ha previsto nuevos espacios. Hemos implementado la nueva ley pero no tuvimos una erogación presupuestaria que acompañe esos cambios. Nuestra escuela tiene una orientación en comunicación, pero no tenemos un espacio multimedios”.  Agregó que la escuela no cuenta con un gimnasio, “por lo tanto los alumnos hacen educación física en distintos espacios de otras instituciones, y eso acarrea numerosos problemas”. 

MEJORAS COMPROMETIDAS 
Más allá de las necesidades, confió que por estas horas “se está llevando adelante por parte de obras públicas algunos arreglos que tienen que ver con la reparación del gas, algo que ya estaba previsto. Por otro lado, se planteó la necesidad de mejorar el sistema de calderas, pero esto no se va a poder hacer en lo inmediato para no dejar sin calefacción el edificio durante mucho tiempo. Eso se prevé para el verano”. 


 

Conectar
Crear cuenta