MENÚ
Cargando...

Desde el Inidep aseguran que el agotamiento del langostino no tiene relación con la cantidad de barcos y permisos

El director de Pesquerías Pelágicas y Ambiente Marino del Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (Inidep), Marcelo Pájaro, ratificó que el «estrés» del langostino no guarda ninguna relación con la cantidad de barcos y permisos de pesca.

Por REDACCIÓN CHUBUT

Lo asoció directamente a cuestiones «ambientales del ecosistema». Pájaro dialogó con EL CHUBUT y derribó el mito que argumenta que a mayor cantidad de barcos pesqueros, mayor probabilidad de escasez del langostino.

CUIDADO DEL AMBIENTE
«El cuidado del langostino está estrictamente relacionado al cuidado del ambiente, eso es lo que afecta e influye», aseveró Pájaro, quien agregó que el ambiente propicio «hace que el recurso explote en abundancia, siempre y cuando haya alimento y zonas aptas para reproducción».
En la misma tónica, evidenció que cuando por condiciones ambientales eso cambia «la especie se cae» y esto «está estudiado científicamente».
«Con el langostino tenemos una especie que está aprovechando unas condiciones y un ecosistema que lo puede contener y le permite que esté en estos niveles que años atrás era impensado, que pueda ocurrir. Años atrás había 50 mil toneladas anuales y no lo podíamos creer, hoy hay 200.000 toneladas», detalló Pájaro. 

PERMISOS DE PESCA
Aportando mayor precisión, el especialista explicó a EL CHUBUT que en el futuro, «la situación de que el langostino se mantenga, baje o suba, dependerá de la situación ambiental, no de la cantidad de barcos». En el mismo orden, transparentó que la cantidad de barcos o permisos de pesca «no tiene incidencia, porque el recurso no sólo sigue respondiendo, sino que ha aumentado». 

Sin buscar interferir en temas administrativos provinciales, Pájaro remarcó que la entrega de permisos de pesca «se puede realizar, siempre y cuando haya control. Eso no impacta, porque el control del langostino está ligado al monitoreo permanente en la zonas de reproducción de esta especie». 
Reflejó que en 2018 se instalará una campaña que se extenderá al monitoreo de huevos y larvas, lo que provocará un control aún más celoso para determinar el crecimiento del langostino.
 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Diario EL CHUBUT no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Comentarios

Desde el Inidep aseguran que el agotamiento del langostino no tiene relación con la cantidad de barcos y permisos

El director de Pesquerías Pelágicas y Ambiente Marino del Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (Inidep), Marcelo Pájaro, ratificó que el «estrés» del langostino no guarda ninguna relación con la cantidad de barcos y permisos de pesca.

Lo asoció directamente a cuestiones «ambientales del ecosistema». Pájaro dialogó con EL CHUBUT y derribó el mito que argumenta que a mayor cantidad de barcos pesqueros, mayor probabilidad de escasez del langostino.

CUIDADO DEL AMBIENTE
«El cuidado del langostino está estrictamente relacionado al cuidado del ambiente, eso es lo que afecta e influye», aseveró Pájaro, quien agregó que el ambiente propicio «hace que el recurso explote en abundancia, siempre y cuando haya alimento y zonas aptas para reproducción».
En la misma tónica, evidenció que cuando por condiciones ambientales eso cambia «la especie se cae» y esto «está estudiado científicamente».
«Con el langostino tenemos una especie que está aprovechando unas condiciones y un ecosistema que lo puede contener y le permite que esté en estos niveles que años atrás era impensado, que pueda ocurrir. Años atrás había 50 mil toneladas anuales y no lo podíamos creer, hoy hay 200.000 toneladas», detalló Pájaro. 

PERMISOS DE PESCA
Aportando mayor precisión, el especialista explicó a EL CHUBUT que en el futuro, «la situación de que el langostino se mantenga, baje o suba, dependerá de la situación ambiental, no de la cantidad de barcos». En el mismo orden, transparentó que la cantidad de barcos o permisos de pesca «no tiene incidencia, porque el recurso no sólo sigue respondiendo, sino que ha aumentado». 

Sin buscar interferir en temas administrativos provinciales, Pájaro remarcó que la entrega de permisos de pesca «se puede realizar, siempre y cuando haya control. Eso no impacta, porque el control del langostino está ligado al monitoreo permanente en la zonas de reproducción de esta especie». 
Reflejó que en 2018 se instalará una campaña que se extenderá al monitoreo de huevos y larvas, lo que provocará un control aún más celoso para determinar el crecimiento del langostino.
 

Conectar
Crear cuenta