elchubut.com.ar
Otro robo en una verdulería a la que ya han asaltado más de veinte veces
MENÚ
Cargando...

Otro robo en una verdulería a la que ya han asaltado más de veinte veces

Dos motochorros se presentaron anoche en una verdulería diciendo que estaban armados e intimidando a la dueña y a dos clientas las asaltaron robándoles dinero y pertenencias.

Por REDACCIÓN CHUBUT

En ese negocio ya ha habido por lo menos veinte asaltos, está ubicado en un sector de riesgo de la zona norte de Trelew e increíblemente a solo cuatro cuadras de una Comisaría.
Un empleado del lugar aprovechó un momento de distracción de los malvivientes, salió del comercio sin que ellos se dieran cuenta, los dejó encerrados y fue a pedir ayuda a unos vecinos, pero cuando regresaba vio que los asaltantes salían por una pequeña ventana del enrejado de la puerta de acceso. Se llevaron la recaudación, una billetera con más dinero y documentación de una de las clientas y el celular de otra.
El atraco ocurrió antes de las 19 en la esquina de Sarmiento Norte y San David, a unos 400 metros de las dependencias de la Seccional Segunda, una Comisaría que viene teniendo muchos problemas desde que asumieron los nuevos jefes. Ayer a la madrugada un preso inició un incendio en su celda quemando un colchón, exigiendo que lo trasladen a la Alcaidía y denunciando maltrato del personal policial. Anteayer se conoció otra denuncia por apremios ilegales -también- de un detenido que está alojado ahí.
El asalto de la víspera fue rápido y en un lugar en donde -según la denuncia de su propietaria- ya ha habido al menos una veintena de robos a mano armada. La mujer, que es de nacionalidad boliviana y que con mucho sacrificio está manteniendo el negocio abierto, asegura que está cansada de los ladrones. Los vecinos con los que habló EL CHUBUT a propósito del atraco ocurrido este sábado, aducen que rara vez ven un patrullero o una recorrida policial. «Había dos clientas comprando y dijeron que estaban armados, pero no tenían armas», contó el empleado que logró salir del local sin que los ladrones se dieran cuenta y los encerró. 
«Pude salir por un costado y cerré la reja (que protege la puerta de acceso). Fui a los vecinos para que llamaran a la Policía y cuando volví ya estaban saliendo por la ventanita», indicó, refiriéndose a una pequeña rendija que hay en la puerta de acceso al negocio.
Se le preguntó entonces qué se habían llevado los asaltantes. «La plata de la recaudación, el teléfono celular de una clienta y la billetera de la otra que estaba con su hija», aclaró. 
El joven especificó que uno de los ladrones tenía una gorra con la que disimulaba el rostro y que el otro «el casco puesto. Ese me hizo una seña como que iba a volver con un arma», acotó, al presumir que son del mismo barrio y que quizás hayan ido a comprar a la verdulería en más de una ocasión.     

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Diario EL CHUBUT no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Comentarios

Otro robo en una verdulería a la que ya han asaltado más de veinte veces

Dos motochorros se presentaron anoche en una verdulería diciendo que estaban armados e intimidando a la dueña y a dos clientas las asaltaron robándoles dinero y pertenencias.

En ese negocio ya ha habido por lo menos veinte asaltos, está ubicado en un sector de riesgo de la zona norte de Trelew e increíblemente a solo cuatro cuadras de una Comisaría.
Un empleado del lugar aprovechó un momento de distracción de los malvivientes, salió del comercio sin que ellos se dieran cuenta, los dejó encerrados y fue a pedir ayuda a unos vecinos, pero cuando regresaba vio que los asaltantes salían por una pequeña ventana del enrejado de la puerta de acceso. Se llevaron la recaudación, una billetera con más dinero y documentación de una de las clientas y el celular de otra.
El atraco ocurrió antes de las 19 en la esquina de Sarmiento Norte y San David, a unos 400 metros de las dependencias de la Seccional Segunda, una Comisaría que viene teniendo muchos problemas desde que asumieron los nuevos jefes. Ayer a la madrugada un preso inició un incendio en su celda quemando un colchón, exigiendo que lo trasladen a la Alcaidía y denunciando maltrato del personal policial. Anteayer se conoció otra denuncia por apremios ilegales -también- de un detenido que está alojado ahí.
El asalto de la víspera fue rápido y en un lugar en donde -según la denuncia de su propietaria- ya ha habido al menos una veintena de robos a mano armada. La mujer, que es de nacionalidad boliviana y que con mucho sacrificio está manteniendo el negocio abierto, asegura que está cansada de los ladrones. Los vecinos con los que habló EL CHUBUT a propósito del atraco ocurrido este sábado, aducen que rara vez ven un patrullero o una recorrida policial. «Había dos clientas comprando y dijeron que estaban armados, pero no tenían armas», contó el empleado que logró salir del local sin que los ladrones se dieran cuenta y los encerró. 
«Pude salir por un costado y cerré la reja (que protege la puerta de acceso). Fui a los vecinos para que llamaran a la Policía y cuando volví ya estaban saliendo por la ventanita», indicó, refiriéndose a una pequeña rendija que hay en la puerta de acceso al negocio.
Se le preguntó entonces qué se habían llevado los asaltantes. «La plata de la recaudación, el teléfono celular de una clienta y la billetera de la otra que estaba con su hija», aclaró. 
El joven especificó que uno de los ladrones tenía una gorra con la que disimulaba el rostro y que el otro «el casco puesto. Ese me hizo una seña como que iba a volver con un arma», acotó, al presumir que son del mismo barrio y que quizás hayan ido a comprar a la verdulería en más de una ocasión.     

Conectar
Crear cuenta