elchubut.com.ar
Cooperativas eléctricas piden diálogo a Nación porque dicen que no pueden pagar el aumento
MENÚ
Cargando...

Cooperativas eléctricas piden diálogo a Nación porque dicen que no pueden pagar el aumento

La Federación Argentina de Cooperativas Eléctricas (FACE) expresó su preocupación por el aumento del precio de la energía eléctrica dispuesto por el Gobierno nacional y advirtió que la situación para estas asociaciones y sus usuarios «será insostenible».

Por REDACCIÓN CHUBUT


«Las cooperativas sufrimos un alto grado de morosidad por los aumentos de estos últimos años y con este nuevo incremento dispuesto por la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) tendremos aún más morosidad. Por ejemplo, la cooperativa CALF, de Neuquén, no le va a poder pagar a Cammesa, que ya les aplica altos intereses a las cooperativas», explicó el presidente de FACE, José Bernardo Alvarez.
El directivo brindó una conferencia de prensa en la sede de la federación, ubicada en el microcentro porteño, junto al presidente la Cooperativa Eléctrica de Neuquén (CALF), Carlos Ciapponi; el presidente de la Cooperativa Eléctrica de Gualeguaychú, Guillermo Farabello, y el coordinador de la Comisión de Política Energética y Tarifaria de FACE, Ricardo Airasca.
La FACE agrupa a unas 240 distribuidoras, ubicadas en 14 provincias, y brinda servicio a más de 4 millones de hogares.
Ariasca, a su turno, aclaró que la institución «no está proponiendo la desobediencia» sino planteando la preocupación por la posibilidad de incurrir en falta de pago por los elevados costos de la energía mayorista.
«Estamos financiando a nuestros usuarios, que no es que no nos quieren pagar, ¡no pueden! No es una cuestión de rebeldía, es que no va a haber el dinero para pagar la energía», aseveró el directivo de FACE, y le pidió al Gobierno «abrir un diálogo» con la federación.
Al respecto, Ciapponi ratificó que CALF no podrá afrontar el incremento porque no están en condiciones de trasladar el ajuste al usuario final, que según dijo ya sufrió en los últimos años un ajuste del 1700 por ciento.
«El vecino de Neuquén que en marzo de 2016 pagaba 300 pesos por un consumo normal, una vivienda de clase media baja, hoy intenta pagar 5.400 pesos, y sin este aumento que se viene ahora», señaló Ciapponi.
El directivo indicó que en el caso de CALF «el aumento determinado por Cammesa tiene un impacto tremendo, porque no solamente ha aumentado el concepto de energía sino también el cargo por potencia, el 800 por ciento, y el aporte al fondo nacional».
Aclaró que «CALF no es una empresa cooperativa que tenga deuda» y que es una de las pocas cooperativas «que se ha mantenido al día con Cammesa a pesar de todos estos aumentos».
«No está justificado técnica, económica y socialmente este incremento que pretenden dar», sentenció Ciapponi y resaltó que pese a que los amparos judiciales siempre se presentan en contra de las distribuidoras, «ninguna de las cooperativas, ni CALF, ni las otras distribuidoras del sector privado son las que determinan el precio de la energía».
«Hay un solo lugar en la Argentina donde se determina el precio de la energía: en la Secretaría de Energía de la Nación y su brazo administrativo que es Cammesa, que la gente no sabe qué es», dijo Ciapponi.

AYUDA DE PROVINCIA PARA COMODORO
Por otra parte, los ministros provinciales de Coordinación de Gabinete, Marcial Paz y de Infraestructura, Planeamiento y Servicios Públicos, Raúl Chicala, se reunieron ayer en Comodoro Rivadavia con autoridades de la Sociedad Cooperativa Popular Limitada (SCPL) de esa ciudad en busca de alternativas que permitan hacer frente a la deuda mantenida con Cammesa. «Nos reunimos para ver cómo avanzamos con la histórica y cruel deuda que tenemos con Cammesa y que día a día se sigue incrementando con intereses y tarifas descomunales», manifestó Chicala.
Señaló que en vistas de una situación que «cada vez se hace más difícil y que con el tiempo se va agrandando, tenemos que emplear todo el ingenio y la astucia para ver cómo podemos solucionar cuanto antes este problema». En esa línea, sostuvo que una de las alternativas más viables es saldar la deuda «en bonos por una parte, y el resto ver la posibilidad de hacerlo con regalías de generación hidráulica». Indicó al respecto que «no estamos lejos, creo que esto es posible pero tenemos que reunirnos con el Ministerio del Interior y con Cammesa para ver cómo lo cerramos».
 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Diario EL CHUBUT no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Comentarios

Cooperativas eléctricas piden diálogo a Nación porque dicen que no pueden pagar el aumento

La Federación Argentina de Cooperativas Eléctricas (FACE) expresó su preocupación por el aumento del precio de la energía eléctrica dispuesto por el Gobierno nacional y advirtió que la situación para estas asociaciones y sus usuarios «será insostenible».


«Las cooperativas sufrimos un alto grado de morosidad por los aumentos de estos últimos años y con este nuevo incremento dispuesto por la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) tendremos aún más morosidad. Por ejemplo, la cooperativa CALF, de Neuquén, no le va a poder pagar a Cammesa, que ya les aplica altos intereses a las cooperativas», explicó el presidente de FACE, José Bernardo Alvarez.
El directivo brindó una conferencia de prensa en la sede de la federación, ubicada en el microcentro porteño, junto al presidente la Cooperativa Eléctrica de Neuquén (CALF), Carlos Ciapponi; el presidente de la Cooperativa Eléctrica de Gualeguaychú, Guillermo Farabello, y el coordinador de la Comisión de Política Energética y Tarifaria de FACE, Ricardo Airasca.
La FACE agrupa a unas 240 distribuidoras, ubicadas en 14 provincias, y brinda servicio a más de 4 millones de hogares.
Ariasca, a su turno, aclaró que la institución «no está proponiendo la desobediencia» sino planteando la preocupación por la posibilidad de incurrir en falta de pago por los elevados costos de la energía mayorista.
«Estamos financiando a nuestros usuarios, que no es que no nos quieren pagar, ¡no pueden! No es una cuestión de rebeldía, es que no va a haber el dinero para pagar la energía», aseveró el directivo de FACE, y le pidió al Gobierno «abrir un diálogo» con la federación.
Al respecto, Ciapponi ratificó que CALF no podrá afrontar el incremento porque no están en condiciones de trasladar el ajuste al usuario final, que según dijo ya sufrió en los últimos años un ajuste del 1700 por ciento.
«El vecino de Neuquén que en marzo de 2016 pagaba 300 pesos por un consumo normal, una vivienda de clase media baja, hoy intenta pagar 5.400 pesos, y sin este aumento que se viene ahora», señaló Ciapponi.
El directivo indicó que en el caso de CALF «el aumento determinado por Cammesa tiene un impacto tremendo, porque no solamente ha aumentado el concepto de energía sino también el cargo por potencia, el 800 por ciento, y el aporte al fondo nacional».
Aclaró que «CALF no es una empresa cooperativa que tenga deuda» y que es una de las pocas cooperativas «que se ha mantenido al día con Cammesa a pesar de todos estos aumentos».
«No está justificado técnica, económica y socialmente este incremento que pretenden dar», sentenció Ciapponi y resaltó que pese a que los amparos judiciales siempre se presentan en contra de las distribuidoras, «ninguna de las cooperativas, ni CALF, ni las otras distribuidoras del sector privado son las que determinan el precio de la energía».
«Hay un solo lugar en la Argentina donde se determina el precio de la energía: en la Secretaría de Energía de la Nación y su brazo administrativo que es Cammesa, que la gente no sabe qué es», dijo Ciapponi.

AYUDA DE PROVINCIA PARA COMODORO
Por otra parte, los ministros provinciales de Coordinación de Gabinete, Marcial Paz y de Infraestructura, Planeamiento y Servicios Públicos, Raúl Chicala, se reunieron ayer en Comodoro Rivadavia con autoridades de la Sociedad Cooperativa Popular Limitada (SCPL) de esa ciudad en busca de alternativas que permitan hacer frente a la deuda mantenida con Cammesa. «Nos reunimos para ver cómo avanzamos con la histórica y cruel deuda que tenemos con Cammesa y que día a día se sigue incrementando con intereses y tarifas descomunales», manifestó Chicala.
Señaló que en vistas de una situación que «cada vez se hace más difícil y que con el tiempo se va agrandando, tenemos que emplear todo el ingenio y la astucia para ver cómo podemos solucionar cuanto antes este problema». En esa línea, sostuvo que una de las alternativas más viables es saldar la deuda «en bonos por una parte, y el resto ver la posibilidad de hacerlo con regalías de generación hidráulica». Indicó al respecto que «no estamos lejos, creo que esto es posible pero tenemos que reunirnos con el Ministerio del Interior y con Cammesa para ver cómo lo cerramos».
 

Conectar
Crear cuenta