elchubut.com.ar
10 AÑOS DE LA UNIVERSIDAD DEL CHUBUT
MENÚ
Cargando...

10 AÑOS DE LA UNIVERSIDAD DEL CHUBUT

Señor Director:
En mi última carta al lector, manifesté que en política pública, un gobierno elige «hacer o no hacer»; y que todos sabemos qué gobierno ha elegido «hacer» y qué gobierno eligió «no hacer».

Por REDACCIÓN CHUBUT

Me remito a este párrafo porque es digno reconocer y recordar a líderes que han dejado hechos consumados a favor de su pueblo. Y justamente uno de esos líderes fue Mario Das Neves, quien un martes 12 de febrero de 2008, anunciaba el nacimiento de la Universidad de Chubut; noticia que fue recepcionado con fuertes aplausos en un colmado Salón de los Constituyentes de 1957 de la Casa de Gobierno. Tan firme fue esa decisión que el 22 de diciembre de ese mismo año, la Honorable Legislatura, ponía el punto de partida de esta Universidad del Chubut creándose por Ley VIII Nº 81 (antes Ley Nº 5089).
Han pasado diez años desde la escritura de esa partida de nacimiento, y en este tiempo hubo momentos de gloria, como también etapas de desconcierto y tristeza. En estos diez años, hemos festejado colaciones de grados, aperturas de nuevas carreras, extensiones áulicas conquistas edilicias etc; pero también hemos vivido momentos de zozobra ya que hubo intentos de cierre de nuestra universidad, avasallamiento y falta de respecto a la autonomía y a la autarquía, en fin, tantas cosas pero aquí estamos.
Hoy a una década de su nacimiento, hay más cosas que celebrar y proclamar, invito a todos y todas a vivir esta fiesta de los diez años de existencia de esta institución que surgió con un marcado mandato social: el de transformar nuestra sociedad y cumplir un rol fundamental basado en valores, principios, reglas y cultura. Por ello la importancia de su creación y su inserción en la sociedad de conocimiento, con un modelo educativo de democratizar a fondo el acceso a la formación integral y profesional de todo ciudadano.
Señor Director, me siento honrado ser parte de esta institución, y a diario aporto desde mi lugar el cumplimiento del compromiso integral para con nuestra sociedad. Aseguro que ya hemos empezado a contribuir con el desarrollo, el bienestar y el mejoramiento de la calidad de vida de todos nuestros conciudadanos, compromiso ligado a valores éticos, y apegado a la legalidad. Compromiso basado en el respeto por la dignidad humana, por nuestra comunidad y nuestro medio ambiente, acorde con el desarrollo económico sostenible. Compromiso con base en el crecimiento económico, la equidad social y la preservación del ambiente.
Señor Director, en nuestra Universidad los estudiantes son personas y no números; de los 1600 estudiantes que asisten, la mayoría son primera generación en acceder a una universidad, por ello el desafío es mayor ya que como Universidad del Interior multiplicamos las oportunidades para que todo el que quiera estudiar tenga garantizado el acceso, permanencia y culminación de su formación. Y esto sólo se logra generando mayores condiciones de igualdad en el acceso al nivel superior, teniendo bien en claro la ética y la responsabilidad social; respetando la diversidad y promoviendo la reducción de las desigualdades sociales. Por eso y cumpliendo lo dicho anteriormente, con enorme alegría nos complace hoy contar como estudiantes que vinieron de Aldea Apeleg, Paso del Sapo, Gan Gan, Paso de Indios, Gualjaina, quienes tienen cubierto su alojamiento y son acompañados académicamente. Ellos son primera generación de universitarios que enfrentan el desafío de comenzar y terminar la carrera; orgullosamente hijos de trabajadores del campo, de desocupados etc.
Este es el camino hasta hoy transitado, un recorrido que sigue sumando conquistas como el reciente dictamen favorable de la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (CONEAU) por lo que la Universidad de Chubut (UDC) está a un paso del reconocimiento del Poder Ejecutivo Nacional que permitirá, entre otras cosas, otorgar el reconocimiento nacional a los títulos emitidos.
Señor Director, sabemos que hay una ética de responsabilidad por las consecuencias de las decisiones que se toman, por eso los que hoy formamos parte de esta institución, somos interlocutores válidos, y debemos cumplir con nuestras obligaciones y hacernos responsables por los resultados. Nuestra joven universidad para seguir creciendo, ha de atenerse a un marco de justicia no sólo legal, sino ante todo ético, y su filosofía de gestión ha de estar fundamentada en los valores y prácticas universalmente aceptados. Digo esto porque justamente también este año celebramos el Centenario de la Reforma Universitaria, esa revolución estudiantil más importante de América latina que trazó con marca indeleble los valores que hoy definen y conforman la tradición universitaria argentina; por ello, quiero decirle a la Universidad Del Chubut «Felices 10 años» jurando seguir luchando en defensa de la Universidad Pública como una herramienta indispensable para el desarrollo del país y de sus habitantes. Para finalizar y como honra a esos estudiantes que lucharon, repito una frase del Manifiesto Liminar de 1908: «Los dolores que nos quedan son las libertades que nos faltan».

Marco Antonio Ramos Velásquez
DNI 18.815.816
 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Diario EL CHUBUT no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Comentarios

10 AÑOS DE LA UNIVERSIDAD DEL CHUBUT

Señor Director:
En mi última carta al lector, manifesté que en política pública, un gobierno elige «hacer o no hacer»; y que todos sabemos qué gobierno ha elegido «hacer» y qué gobierno eligió «no hacer».

Me remito a este párrafo porque es digno reconocer y recordar a líderes que han dejado hechos consumados a favor de su pueblo. Y justamente uno de esos líderes fue Mario Das Neves, quien un martes 12 de febrero de 2008, anunciaba el nacimiento de la Universidad de Chubut; noticia que fue recepcionado con fuertes aplausos en un colmado Salón de los Constituyentes de 1957 de la Casa de Gobierno. Tan firme fue esa decisión que el 22 de diciembre de ese mismo año, la Honorable Legislatura, ponía el punto de partida de esta Universidad del Chubut creándose por Ley VIII Nº 81 (antes Ley Nº 5089).
Han pasado diez años desde la escritura de esa partida de nacimiento, y en este tiempo hubo momentos de gloria, como también etapas de desconcierto y tristeza. En estos diez años, hemos festejado colaciones de grados, aperturas de nuevas carreras, extensiones áulicas conquistas edilicias etc; pero también hemos vivido momentos de zozobra ya que hubo intentos de cierre de nuestra universidad, avasallamiento y falta de respecto a la autonomía y a la autarquía, en fin, tantas cosas pero aquí estamos.
Hoy a una década de su nacimiento, hay más cosas que celebrar y proclamar, invito a todos y todas a vivir esta fiesta de los diez años de existencia de esta institución que surgió con un marcado mandato social: el de transformar nuestra sociedad y cumplir un rol fundamental basado en valores, principios, reglas y cultura. Por ello la importancia de su creación y su inserción en la sociedad de conocimiento, con un modelo educativo de democratizar a fondo el acceso a la formación integral y profesional de todo ciudadano.
Señor Director, me siento honrado ser parte de esta institución, y a diario aporto desde mi lugar el cumplimiento del compromiso integral para con nuestra sociedad. Aseguro que ya hemos empezado a contribuir con el desarrollo, el bienestar y el mejoramiento de la calidad de vida de todos nuestros conciudadanos, compromiso ligado a valores éticos, y apegado a la legalidad. Compromiso basado en el respeto por la dignidad humana, por nuestra comunidad y nuestro medio ambiente, acorde con el desarrollo económico sostenible. Compromiso con base en el crecimiento económico, la equidad social y la preservación del ambiente.
Señor Director, en nuestra Universidad los estudiantes son personas y no números; de los 1600 estudiantes que asisten, la mayoría son primera generación en acceder a una universidad, por ello el desafío es mayor ya que como Universidad del Interior multiplicamos las oportunidades para que todo el que quiera estudiar tenga garantizado el acceso, permanencia y culminación de su formación. Y esto sólo se logra generando mayores condiciones de igualdad en el acceso al nivel superior, teniendo bien en claro la ética y la responsabilidad social; respetando la diversidad y promoviendo la reducción de las desigualdades sociales. Por eso y cumpliendo lo dicho anteriormente, con enorme alegría nos complace hoy contar como estudiantes que vinieron de Aldea Apeleg, Paso del Sapo, Gan Gan, Paso de Indios, Gualjaina, quienes tienen cubierto su alojamiento y son acompañados académicamente. Ellos son primera generación de universitarios que enfrentan el desafío de comenzar y terminar la carrera; orgullosamente hijos de trabajadores del campo, de desocupados etc.
Este es el camino hasta hoy transitado, un recorrido que sigue sumando conquistas como el reciente dictamen favorable de la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (CONEAU) por lo que la Universidad de Chubut (UDC) está a un paso del reconocimiento del Poder Ejecutivo Nacional que permitirá, entre otras cosas, otorgar el reconocimiento nacional a los títulos emitidos.
Señor Director, sabemos que hay una ética de responsabilidad por las consecuencias de las decisiones que se toman, por eso los que hoy formamos parte de esta institución, somos interlocutores válidos, y debemos cumplir con nuestras obligaciones y hacernos responsables por los resultados. Nuestra joven universidad para seguir creciendo, ha de atenerse a un marco de justicia no sólo legal, sino ante todo ético, y su filosofía de gestión ha de estar fundamentada en los valores y prácticas universalmente aceptados. Digo esto porque justamente también este año celebramos el Centenario de la Reforma Universitaria, esa revolución estudiantil más importante de América latina que trazó con marca indeleble los valores que hoy definen y conforman la tradición universitaria argentina; por ello, quiero decirle a la Universidad Del Chubut «Felices 10 años» jurando seguir luchando en defensa de la Universidad Pública como una herramienta indispensable para el desarrollo del país y de sus habitantes. Para finalizar y como honra a esos estudiantes que lucharon, repito una frase del Manifiesto Liminar de 1908: «Los dolores que nos quedan son las libertades que nos faltan».

Marco Antonio Ramos Velásquez
DNI 18.815.816
 

Conectar
Crear cuenta