elchubut.com.ar
La oposición tomó el control de Legislatura y puso en jaque desdoblamiento de elecciones
MENÚ
Cargando...

La oposición tomó el control de Legislatura y puso en jaque desdoblamiento de elecciones

El Frente para la Victoria, el mackarthysmo y Cambiemos removieron a Ingram de la presidencia. El lugar lo tomó el kirchnerista José Grazzini. Derogaron el decreto de elecciones anticipadas y fijaron las PASO para el segundo domingo de agosto. La oposición quedó solo a dos votos de insistir con las dos leyes que vetará Arcioni. 

Un sorprendido Roddy Ingram deja el estrado de la Presidencia.
Por REDACCIÓN CHUBUT

La oposición consagró en la sesión de ayer un «golpe» institucional. El acuerdo fue pergeñado en forma subterránea y tomó por sorpresa a todo el oficialismo.
Desplazaron a Roddy Ingram de la vicepresidencia primera a cargo de la Legislatura y nombraron a Grazzini, que quedó en la línea de sucesión directa. 
El relato oficial dista ampliamente los motivos reales de esta decisión. La justificación que esgrimió Blas Meza Evans del FPV estuvo enfocada en la necesidad de contar con un integrante en el Tribunal Electoral Provincial (que está conformado por los dos vicepresidentes de la Legislatura), principalmente, en momentos donde se dirime una puja política vinculada a los tiempos de la conformación de un nuevo padrón electoral.
Meza Evans cuestionó que la reunión del miércoles al mediodía en la que participaron el secretario del Tribunal Electoral Provincial, Jean Loup Gerber; el Procurador General, Jorge Miquelarena; el ministro de Gobierno, Federico Massoni; y el ministro de STJ, Mario Vivas, fue totalmente hermética, fundamentalmente cuando se trata de un tema que afecta a todos los partidos políticos.
Bajo este argumento, el FPV explicó la necesidad de poner a consideración el recambio de autoridades de la Legislatura. 
Sin embargo, detrás de esta determinación hay factores de índole política. En primer lugar, fue una muestra de poder al gobernador Arcioni. 
En segundo término, el corrimiento de Ingram estuvo diseñado para que la modificación de la ley de Partidos Políticos salga con 14 votos y no con 21 como lo establece el artículo 256 de la Constitución de la provincia del Chubut.
Con Ingram en la presidencia, esta ley no iba a ser sancionada de otra forma que no sea con las tres cuartas partes de la Cámara, un tanteador imposible de alcanzar debido a que toda la oposición nuclea solo a 19 diputados.
En este esquema, la alianza kirchnerista-macrista necesitaba destituir a Ingram y nominar a un legislador opositor. Con Grazzini al mando de la Legislatura, la ley que fija la fecha de las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) para el segundo domingo de agosto fue sancionada solo con 15 votos. 

VOLTEARON EL DECRETO 
Con 16 votos, la Legislatura le puso incertidumbre al adelantamiento de las elecciones decretado por el gobernador Mariano Arcioni. Las PASO para el 17 de marzo y las generales para el 19 de mayo quedaron en suspenso, hasta que el Ejecutivo vete la ley.
El FPV, el mackarthysmo, Cambiemos y un voto inesperado (ver recuadro) lograron frenar momentáneamente el decreto de adelantamiento de elecciones.
La ley que impulsó Cambiemos para derogar el decreto fue votado por Javier Touriñán, Blas Meza Evans, José Grazzini, Gustavo Fita, David González, Gabriela Dufour, Alejandra Marcilla, Estela Hernández y Viviana Navarro del FPV; Eduardo Conde, Manuel Pagliaroni y Jacqueline Caminoa de Cambiemos; Florencia Papaiani, Leandro Espinosa y Javier Cunha del Frente de Agrupaciones; y Mario Mansilla de Chubut Somos Todos.

¿COMO SIGUE?
Momentáneamente no hubo cambios con la situación del adelantamiento de elecciones. La ley que deroga el decreto no tiene vigencia hasta que sea promulgada por el Ejecutivo. Como esto no ocurrirá y será vetada por Arcioni, el decreto de convocatoria mantiene la validez.
La situación de la modificación a la ley de partidos políticos que fija las PASO para el segundo domingo de agosto es similar. La Legislatura la sancionó, pero hasta que el Ejecutivo no la promulge, no entrará en vigencia. 
En este último caso existe un agravante: el oficialismo acudirá a la Justicia argumentando una contraposición con el artículo 256 de la Constitución Provincial, que establece la necesidad de contar con tres cuartas partes de los diputados en una ley o modificación de naturaleza electoral.
El Gobierno provincial vetará ambas leyes y la oposición intentará conseguir los dos tercios para insistir con el veto. Para eso, ya se abrieron canales de conversaciones con los disidentes que no pertenecen al oficialismo, entre ellos, Convergencia, Cecilia Torres Otarola del bloque Juntos Para Chubut y Carlos Gómez del FPV, quien por pedido del líder sindical Jorge «Loma» Avila, ha defendido el posicionamiento del desdoblamiento.
 
SORPRESA EN EL OFICIALISMO
La jugada para desplazar a Ingram fue elaborada tan sigilosamente que el efecto que causó en el oficialismo fue sorpresivo. Los integrantes de Chubut Somos Todos nunca detectaron la maniobra y hubo un fuerte desconcierto.
Irritado por la situación, Ingram no regresó más al recinto luego de ser removido.
El presidente de la bancada oficialista, Jerónimo García, se limitó a decir que la moción de Touriñán para desplazar a Ingram «nos sorprendió» y cruzó al bloque kirchnerista porque «en Labor Parlamentaria no se habló de esto». Dijo que la maniobra «está fuera de lugar y no es honesta».
Desde la otra vereda, Meza Evans ironizó que «nosotros tampoco fuimos consultados por los decretos que pretenden adelantar las elecciones».
El cruce continuó y García dijo que la fijación de las fechas de las elecciones fue consecuencia de que Meza Evans hizo pública su intención de presentar una ley para que las elecciones sean en simultáneo con las nacionales. 
«Por el momento era una posibilidad, pero se precipitó porque Meza Evans reconoció su intención de que las elecciones sean simultáneas a las de Nación», afirmó García. 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Diario EL CHUBUT no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Comentarios

La oposición tomó el control de Legislatura y puso en jaque desdoblamiento de elecciones

El Frente para la Victoria, el mackarthysmo y Cambiemos removieron a Ingram de la presidencia. El lugar lo tomó el kirchnerista José Grazzini. Derogaron el decreto de elecciones anticipadas y fijaron las PASO para el segundo domingo de agosto. La oposición quedó solo a dos votos de insistir con las dos leyes que vetará Arcioni. 

La oposición consagró en la sesión de ayer un «golpe» institucional. El acuerdo fue pergeñado en forma subterránea y tomó por sorpresa a todo el oficialismo.
Desplazaron a Roddy Ingram de la vicepresidencia primera a cargo de la Legislatura y nombraron a Grazzini, que quedó en la línea de sucesión directa. 
El relato oficial dista ampliamente los motivos reales de esta decisión. La justificación que esgrimió Blas Meza Evans del FPV estuvo enfocada en la necesidad de contar con un integrante en el Tribunal Electoral Provincial (que está conformado por los dos vicepresidentes de la Legislatura), principalmente, en momentos donde se dirime una puja política vinculada a los tiempos de la conformación de un nuevo padrón electoral.
Meza Evans cuestionó que la reunión del miércoles al mediodía en la que participaron el secretario del Tribunal Electoral Provincial, Jean Loup Gerber; el Procurador General, Jorge Miquelarena; el ministro de Gobierno, Federico Massoni; y el ministro de STJ, Mario Vivas, fue totalmente hermética, fundamentalmente cuando se trata de un tema que afecta a todos los partidos políticos.
Bajo este argumento, el FPV explicó la necesidad de poner a consideración el recambio de autoridades de la Legislatura. 
Sin embargo, detrás de esta determinación hay factores de índole política. En primer lugar, fue una muestra de poder al gobernador Arcioni. 
En segundo término, el corrimiento de Ingram estuvo diseñado para que la modificación de la ley de Partidos Políticos salga con 14 votos y no con 21 como lo establece el artículo 256 de la Constitución de la provincia del Chubut.
Con Ingram en la presidencia, esta ley no iba a ser sancionada de otra forma que no sea con las tres cuartas partes de la Cámara, un tanteador imposible de alcanzar debido a que toda la oposición nuclea solo a 19 diputados.
En este esquema, la alianza kirchnerista-macrista necesitaba destituir a Ingram y nominar a un legislador opositor. Con Grazzini al mando de la Legislatura, la ley que fija la fecha de las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) para el segundo domingo de agosto fue sancionada solo con 15 votos. 

VOLTEARON EL DECRETO 
Con 16 votos, la Legislatura le puso incertidumbre al adelantamiento de las elecciones decretado por el gobernador Mariano Arcioni. Las PASO para el 17 de marzo y las generales para el 19 de mayo quedaron en suspenso, hasta que el Ejecutivo vete la ley.
El FPV, el mackarthysmo, Cambiemos y un voto inesperado (ver recuadro) lograron frenar momentáneamente el decreto de adelantamiento de elecciones.
La ley que impulsó Cambiemos para derogar el decreto fue votado por Javier Touriñán, Blas Meza Evans, José Grazzini, Gustavo Fita, David González, Gabriela Dufour, Alejandra Marcilla, Estela Hernández y Viviana Navarro del FPV; Eduardo Conde, Manuel Pagliaroni y Jacqueline Caminoa de Cambiemos; Florencia Papaiani, Leandro Espinosa y Javier Cunha del Frente de Agrupaciones; y Mario Mansilla de Chubut Somos Todos.

¿COMO SIGUE?
Momentáneamente no hubo cambios con la situación del adelantamiento de elecciones. La ley que deroga el decreto no tiene vigencia hasta que sea promulgada por el Ejecutivo. Como esto no ocurrirá y será vetada por Arcioni, el decreto de convocatoria mantiene la validez.
La situación de la modificación a la ley de partidos políticos que fija las PASO para el segundo domingo de agosto es similar. La Legislatura la sancionó, pero hasta que el Ejecutivo no la promulge, no entrará en vigencia. 
En este último caso existe un agravante: el oficialismo acudirá a la Justicia argumentando una contraposición con el artículo 256 de la Constitución Provincial, que establece la necesidad de contar con tres cuartas partes de los diputados en una ley o modificación de naturaleza electoral.
El Gobierno provincial vetará ambas leyes y la oposición intentará conseguir los dos tercios para insistir con el veto. Para eso, ya se abrieron canales de conversaciones con los disidentes que no pertenecen al oficialismo, entre ellos, Convergencia, Cecilia Torres Otarola del bloque Juntos Para Chubut y Carlos Gómez del FPV, quien por pedido del líder sindical Jorge «Loma» Avila, ha defendido el posicionamiento del desdoblamiento.
 
SORPRESA EN EL OFICIALISMO
La jugada para desplazar a Ingram fue elaborada tan sigilosamente que el efecto que causó en el oficialismo fue sorpresivo. Los integrantes de Chubut Somos Todos nunca detectaron la maniobra y hubo un fuerte desconcierto.
Irritado por la situación, Ingram no regresó más al recinto luego de ser removido.
El presidente de la bancada oficialista, Jerónimo García, se limitó a decir que la moción de Touriñán para desplazar a Ingram «nos sorprendió» y cruzó al bloque kirchnerista porque «en Labor Parlamentaria no se habló de esto». Dijo que la maniobra «está fuera de lugar y no es honesta».
Desde la otra vereda, Meza Evans ironizó que «nosotros tampoco fuimos consultados por los decretos que pretenden adelantar las elecciones».
El cruce continuó y García dijo que la fijación de las fechas de las elecciones fue consecuencia de que Meza Evans hizo pública su intención de presentar una ley para que las elecciones sean en simultáneo con las nacionales. 
«Por el momento era una posibilidad, pero se precipitó porque Meza Evans reconoció su intención de que las elecciones sean simultáneas a las de Nación», afirmó García. 

Conectar
Crear cuenta