elchubut.com.ar
Fiscalía volvió a rechazar otorgar salidas transitorias a condenado por robo al cajero en Rawson
MENÚ
Cargando...

Fiscalía volvió a rechazar otorgar salidas transitorias a condenado por robo al cajero en Rawson

Jorge Horacio González se encuentra cumpliendo la pena de prisión perpetua en la unidad penitenciaria de la ciudad autónoma de Buenos Aires tras haber participado del hecho ocurrido el 15 de junio de 2007.

Por REDACCIÓN CHUBUT

En una audiencia desarrollada en sala de la oficina judicial, ubicada en el tercer piso de los tribunales en Trelew, insistió a través de su defensor Javier Francisco, acompañado por Rodrigo García Palumbo, para obtener el beneficio de salidas transitorias al argumentar sobre la inconstitucionalidad del artículo 56 bis de la Ley 24660. Reiteró en tal sentido que de acuerdo a las reducciones ya impuestas por modificaciones le correspondería la libertad condicional el 31 de marzo de 2034 y enfatizó sobre la evolución de su cliente en estos últimos años ya que ha obtenido un puntaje ideal en concepto de conducta que avalan su progreso y adecuación, ingresando analfabeto y hoy ha llevado adelante estudios primarios y secundarios, dedicándose en la actualidad a estudios terciarios de abogacía y contabilidad.

Fiscalía: “la coherencia del derecho”

  Mientras tanto, el fiscal general jefe Omar Rodríguez se opuso terminantemente a esta posibilidad y tomó alguna frase dicha por el defensor: “el derecho tiene que ser coherente” y remarcó que el cómputo de pena arrojó un resultado de evaluación de prisión perpetua. La pena es la mas grave del código penal y guarda relación con el hecho que cometió junto a otros, uno de los cuales está prófugo. Manifestó que la defensas con sus argumentos pareciera que lo convierte a González en una víctima, pero solo se está cumpliendo una ley vigente.

  Se profundiza sobre los aspectos humanitarios, expresó el fiscal, pero esos principios no fueron tenidos en cuenta por González cuando llevó adelante lo sucedido. El defensor puso mucho énfasis en estas cuestiones pero poco fue lo que expuso sobre la inconstitucionalidad de las normas. Señaló mas adelante que es el Juez quien debe tener suma prudencia y realmente debería existir una repugnancia hacia la constitución del artículo cuestionado, y en este caso particular eso no se ve en función de la pena, para considerar luego que el artículo 56 bis es constitucional y así lo dictaminó el legislador.

  Argumentando aún mas sobre ese particular aseveró que justamente este año ese mismo artículo tuvo una reforma, ya que antes se enmarcaban solo cinco hechos de extrema gravedad a lo normado por el 56 bis, y ahora con la readecuación mencionada se extendió los supuestos a once casos, lo que profundiza la necesidad de un cumplimiento efectivo de la pena, evitando las posibles salidas transitorias solicitadas.

González y su arrepentimiento

   Concedida la palabra a Jorge González, quien se encontraba participando de la audiencia a través de videoconferencia dijo que llevaba once años detenido y por supuesto había pasado por diferentes incidencias dentro de la cárcel. Expresó que estaba arrepentido de haber sido parte de aquella acción y sabe que no puede pretender que los familiares y la gente le crean, “pero de corazón estoy arrepentido”.

  Después intentó marcar diferencias con las situaciones de quienes fueron sus cómplices, en especial Espiasse y señaló: “hoy soy otra persona, he puesto mucho esfuerzo y sacrificio”. Finalmente dijo ser consciente que de cualquier manera sabía que va a estar hasta el último día de su vida bajo supervisión de la justicia y ajustado a derecho, solicitando al Juez considere realmente lo pedido.

Víctimas: “condenados de por vida”

  Bajo el derecho que le cabe a las víctimas, María Rita Leiva, viuda del policía Cruzado se manifestó ante el Juez y las partes: “ hace diez años y seis meses mis hijos no tienen a su papá, tenían 2 y 9 años en aquel momento, ellos se esforzaron y se esfuerzan para salir adelante, estudian y tratan de vivir, y a pesar de todo tenemos que pasar por todo esto, escuchar a esta persona pedir semejante barbaridad cuando todos sabemos que mis hijos, sin hacer nada, al igual que mi esposo y el otro policía, tienen que sufrir la condena no perpetua ni a 35 años, sino la condena de por vida, y porque somos cristianos sabemos que recién al llegar la muerte vamos a poder encontrarnos…”

  En otro tramo de su sentida alocución aseveró que ahora alegan a partir de los derechos humanos, y se preguntó: “y los derechos humanos de mis hijos?, y el derecho a la vida de mi esposo? Todo fue quitado por tipos como este que tenemos aquí”. Manifestó que ellos también fueron pobres y no elegimos delinquir para poder salir, asegurando que ahora vienen con paradigmas de ideologías garantistas mientras su familia no puede superar la situación. Dijo como les diría luego a los hijos que esa era la justicia para su papá y cuestionó sobre que mensaje se le esta dando a nuestras generaciones: que maten y a los diez años puedan salir.

  Siguió sobre el tema precisando que nadie le garantiza que no se quiera escapar obteniendo salidas transitorias, si ni siquiera la seguridad pudo contener a Espiasse que hoy está prófugo, y otros de los participantes están sueltos. Remarcó la situación de sus hijos, quienes aún hoy necesitan de atención médica y profesional para superar la ausencia de su padre. Apeló al Juez García, pidiéndole coherencia y sensibilidad: “que quede encerrado y así muchas familias estarán seguras”, enfatizó.

  Dirigiéndose al defensor, indicó que le pueden hablar de evoluciones, de estudios de abogacía o contabilidad, pero aún así no va a cambiar, porque lo que no cambia es la esencia mas allá que pueda ser universitario o profesional: “es la esencia de la persona y no la va a cambiar ni siendo abogado ni nada”, dijo la deponente, pidiendo enfáticamente se haga justicia, al aseverar que siente el apoyo de la gente, al considerar que este fue un suceso que marcó a toda la comunidad.

Próxima decisión

  Ahora todo está en manos del Juez José Alberto García, quien informó que comunicará a las partes próximamente su decisión. Para que Jorge Horacio González sea beneficiado con salidas transitorias cumpliendo una pena de prisión perpetua debería declarar inconstitucional el artículo 56 bis de la Ley 24660, cuestión que ya fue rechazada por varios magistrados.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Diario EL CHUBUT no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Comentarios

Fiscalía volvió a rechazar otorgar salidas transitorias a condenado por robo al cajero en Rawson

Jorge Horacio González se encuentra cumpliendo la pena de prisión perpetua en la unidad penitenciaria de la ciudad autónoma de Buenos Aires tras haber participado del hecho ocurrido el 15 de junio de 2007.

En una audiencia desarrollada en sala de la oficina judicial, ubicada en el tercer piso de los tribunales en Trelew, insistió a través de su defensor Javier Francisco, acompañado por Rodrigo García Palumbo, para obtener el beneficio de salidas transitorias al argumentar sobre la inconstitucionalidad del artículo 56 bis de la Ley 24660. Reiteró en tal sentido que de acuerdo a las reducciones ya impuestas por modificaciones le correspondería la libertad condicional el 31 de marzo de 2034 y enfatizó sobre la evolución de su cliente en estos últimos años ya que ha obtenido un puntaje ideal en concepto de conducta que avalan su progreso y adecuación, ingresando analfabeto y hoy ha llevado adelante estudios primarios y secundarios, dedicándose en la actualidad a estudios terciarios de abogacía y contabilidad.

Fiscalía: “la coherencia del derecho”

  Mientras tanto, el fiscal general jefe Omar Rodríguez se opuso terminantemente a esta posibilidad y tomó alguna frase dicha por el defensor: “el derecho tiene que ser coherente” y remarcó que el cómputo de pena arrojó un resultado de evaluación de prisión perpetua. La pena es la mas grave del código penal y guarda relación con el hecho que cometió junto a otros, uno de los cuales está prófugo. Manifestó que la defensas con sus argumentos pareciera que lo convierte a González en una víctima, pero solo se está cumpliendo una ley vigente.

  Se profundiza sobre los aspectos humanitarios, expresó el fiscal, pero esos principios no fueron tenidos en cuenta por González cuando llevó adelante lo sucedido. El defensor puso mucho énfasis en estas cuestiones pero poco fue lo que expuso sobre la inconstitucionalidad de las normas. Señaló mas adelante que es el Juez quien debe tener suma prudencia y realmente debería existir una repugnancia hacia la constitución del artículo cuestionado, y en este caso particular eso no se ve en función de la pena, para considerar luego que el artículo 56 bis es constitucional y así lo dictaminó el legislador.

  Argumentando aún mas sobre ese particular aseveró que justamente este año ese mismo artículo tuvo una reforma, ya que antes se enmarcaban solo cinco hechos de extrema gravedad a lo normado por el 56 bis, y ahora con la readecuación mencionada se extendió los supuestos a once casos, lo que profundiza la necesidad de un cumplimiento efectivo de la pena, evitando las posibles salidas transitorias solicitadas.

González y su arrepentimiento

   Concedida la palabra a Jorge González, quien se encontraba participando de la audiencia a través de videoconferencia dijo que llevaba once años detenido y por supuesto había pasado por diferentes incidencias dentro de la cárcel. Expresó que estaba arrepentido de haber sido parte de aquella acción y sabe que no puede pretender que los familiares y la gente le crean, “pero de corazón estoy arrepentido”.

  Después intentó marcar diferencias con las situaciones de quienes fueron sus cómplices, en especial Espiasse y señaló: “hoy soy otra persona, he puesto mucho esfuerzo y sacrificio”. Finalmente dijo ser consciente que de cualquier manera sabía que va a estar hasta el último día de su vida bajo supervisión de la justicia y ajustado a derecho, solicitando al Juez considere realmente lo pedido.

Víctimas: “condenados de por vida”

  Bajo el derecho que le cabe a las víctimas, María Rita Leiva, viuda del policía Cruzado se manifestó ante el Juez y las partes: “ hace diez años y seis meses mis hijos no tienen a su papá, tenían 2 y 9 años en aquel momento, ellos se esforzaron y se esfuerzan para salir adelante, estudian y tratan de vivir, y a pesar de todo tenemos que pasar por todo esto, escuchar a esta persona pedir semejante barbaridad cuando todos sabemos que mis hijos, sin hacer nada, al igual que mi esposo y el otro policía, tienen que sufrir la condena no perpetua ni a 35 años, sino la condena de por vida, y porque somos cristianos sabemos que recién al llegar la muerte vamos a poder encontrarnos…”

  En otro tramo de su sentida alocución aseveró que ahora alegan a partir de los derechos humanos, y se preguntó: “y los derechos humanos de mis hijos?, y el derecho a la vida de mi esposo? Todo fue quitado por tipos como este que tenemos aquí”. Manifestó que ellos también fueron pobres y no elegimos delinquir para poder salir, asegurando que ahora vienen con paradigmas de ideologías garantistas mientras su familia no puede superar la situación. Dijo como les diría luego a los hijos que esa era la justicia para su papá y cuestionó sobre que mensaje se le esta dando a nuestras generaciones: que maten y a los diez años puedan salir.

  Siguió sobre el tema precisando que nadie le garantiza que no se quiera escapar obteniendo salidas transitorias, si ni siquiera la seguridad pudo contener a Espiasse que hoy está prófugo, y otros de los participantes están sueltos. Remarcó la situación de sus hijos, quienes aún hoy necesitan de atención médica y profesional para superar la ausencia de su padre. Apeló al Juez García, pidiéndole coherencia y sensibilidad: “que quede encerrado y así muchas familias estarán seguras”, enfatizó.

  Dirigiéndose al defensor, indicó que le pueden hablar de evoluciones, de estudios de abogacía o contabilidad, pero aún así no va a cambiar, porque lo que no cambia es la esencia mas allá que pueda ser universitario o profesional: “es la esencia de la persona y no la va a cambiar ni siendo abogado ni nada”, dijo la deponente, pidiendo enfáticamente se haga justicia, al aseverar que siente el apoyo de la gente, al considerar que este fue un suceso que marcó a toda la comunidad.

Próxima decisión

  Ahora todo está en manos del Juez José Alberto García, quien informó que comunicará a las partes próximamente su decisión. Para que Jorge Horacio González sea beneficiado con salidas transitorias cumpliendo una pena de prisión perpetua debería declarar inconstitucional el artículo 56 bis de la Ley 24660, cuestión que ya fue rechazada por varios magistrados.

Conectar
Crear cuenta