elchubut.com.ar
En menos de veinticuatro horas hubo una ola de asaltos y robos en Trelew
MENÚ
Cargando...

En menos de veinticuatro horas hubo una ola de asaltos y robos en Trelew

En Trelew hubo una sucesión de asaltos y los lugares elegidos por los delincuentes fueron una casa en la que venden servicios de internet, la vivienda de un ex ministro de la provincia en la que dejaron encerrada en el baño a la empleada doméstica, una pizzería y una fábrica de aberturas en donde uno de los ladrones respondió con un balazo cuando le arrojaron una tabla, al momento en que él y sus cómplices huían del lugar.

Por REDACCIÓN CHUBUT


Los hechos que sucedieron entre la noche del martes y ayer se sumaron a varios robos que hubo también en distintos sectores de la ciudad. Uno, por ejemplo, ocurrió en el barrio Telefónico, al norte de la ciudad, en donde desde un departamento se llevaron un televisor LG de 48 pulgadas y un equipo de música.
Otro en una chacra cercana a Trelew, de la que los ladrones sustrajeron una tablet y un teléfono celular. Y un tercero en una casa de la calle Rivadavia al 1100 en la que en las dos horas que se ausentó su propietaria le llevaron un televisor de 55 pulgadas y una cámara termográfica.
También se registró un robo en un inmueble de la calle Soler al 1900 en donde forzaron un portón de un cerco perimetral, ingresaron y terminaron llevándose  un televisor Led de 42 pulgadas y 4.000 pesos en efectivo.
El primero de los asaltos, de la verdadera seguidilla que se registró en menos de doce horas; sucedió anteanoche, alrededor de las 21:30 en una pizzería situada en las inmediaciones de la Pista Municipal de Atletismo, en la zona sur de Trelew.
Allí irrumpieron al menos tres malvivientes con armas, redujeron al dueño, su mujer y los empleados y se terminaron llevando unos mil pesos que había en la caja registradora, además de un teléfono celular.
La Policía llegó al lugar creyendo que había habido un herido en el atraco dijo después que las víctimas no quisieron denunciar y tampoco que se hicieran las diligencias de rigor, tales como el levantamiento de rastros y la inspección de Criminalística para detectar algún indicio dejado por los delincuentes. 
El robo a mano armada se produjo en un local comercial situado en la esquina de Pellegrini y Centenario y una hora después, en otro sector de la ciudad, en la zona norte: un hombre se encerró en una habitación de su casa con toda la familia al ver que al menos tres ladrones se habían metido al domicilio abriendo su puerta de acceso a patadas. Según la Policía, los malvivientes se terminaron yendo del lugar sin llevarse nada. 
Fue alrededor de las 22 en la calle Mitre Norte 134 en donde vive el denunciante, Roberto Videla, quien encontrándose en el interior de su vivienda junto a su familia, escuchó una explosión proveniente del local de al lado en donde tienen un negocio en el que venden conexiones a internet y al acercarse al lugar vio la puerta de entrada abierta y a dos sujetos encapuchados que -según explicitó en la denuncia- le ordenaron que se tirara al piso y haciendo caso omiso volvió a donde estaba su familia, se encerró con su mujer y la hija en una habitación del fondo provocando que los supuestos asaltantes se fueran, presuntamente, con las manos vacías.  
Los malvivientes se habrían alejado en una Volkswagen Amarok, solo uno de ellos estaba armado y la Policía cree que fueron a buscar la recaudación.
Un suceso parecido ocurrió ayer por la mañana en el barrio San Benito, en el extremo sur de Trelew. Fue en la vivienda del abogado y ex ministro Enrique Maglione en donde se introdujeron tres asaltantes porque la empleada les habría abierto la puerta cuando creyó que eran conocidos de Maglione porque golpearon preguntando por él. 
El atraco sucedió antes de las diez de la mañana en el pasaje Bahía Sin Fondo al 200; a la empleada la encerraron en un baño. Revisaron el dormitorio del propietario presuntamente buscando una caja fuerte pero terminaron llevándose unas computadoras portátiles y un costoso reloj pulsera. La empleada le dijo a la Policía que los tres asaltantes eran jóvenes, como de unos 30 años, que solo uno de ellos no ocultaba el rostro y que presuntamente se habrían ido en un Renault Capture. 
Por último, después de las 13 de ayer al menos cuatro malvivientes se introdujeron en una fábrica de aberturas del barrio Corradi, al oeste de Trelew y como el gerente del lugar los vio cuando llegaban alcanzó a irse para el lado del taller en donde en ese momento había unos quince operarios trabajando. 
De esa manera evitó que le robaran y provocó que los ladrones que lo iban a buscar a ese sector de la planta optaran por irse llevándose solo dos celulares al ver que no podrían enfrentar a los empleados decididos a hacerles frente. 
De hecho uno de ellos le arrojó a uno una tabla que le dio en la espalda y el asaltante se dio vuelta y le efectuó un disparo que por fortuna no lo hirió. El violento atraco ocurrió en unas instalaciones comerciales situadas en avenida Ciudad de La Plata y Mosconi y la Policía -a los pocos minutos- ubicó una camioneta que habría servido como transporte de los maleantes que dejaron abandonada a las pocas cuadras de la fábrica de aberturas. Creen que es robada. 
 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Diario EL CHUBUT no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Comentarios

En menos de veinticuatro horas hubo una ola de asaltos y robos en Trelew

En Trelew hubo una sucesión de asaltos y los lugares elegidos por los delincuentes fueron una casa en la que venden servicios de internet, la vivienda de un ex ministro de la provincia en la que dejaron encerrada en el baño a la empleada doméstica, una pizzería y una fábrica de aberturas en donde uno de los ladrones respondió con un balazo cuando le arrojaron una tabla, al momento en que él y sus cómplices huían del lugar.


Los hechos que sucedieron entre la noche del martes y ayer se sumaron a varios robos que hubo también en distintos sectores de la ciudad. Uno, por ejemplo, ocurrió en el barrio Telefónico, al norte de la ciudad, en donde desde un departamento se llevaron un televisor LG de 48 pulgadas y un equipo de música.
Otro en una chacra cercana a Trelew, de la que los ladrones sustrajeron una tablet y un teléfono celular. Y un tercero en una casa de la calle Rivadavia al 1100 en la que en las dos horas que se ausentó su propietaria le llevaron un televisor de 55 pulgadas y una cámara termográfica.
También se registró un robo en un inmueble de la calle Soler al 1900 en donde forzaron un portón de un cerco perimetral, ingresaron y terminaron llevándose  un televisor Led de 42 pulgadas y 4.000 pesos en efectivo.
El primero de los asaltos, de la verdadera seguidilla que se registró en menos de doce horas; sucedió anteanoche, alrededor de las 21:30 en una pizzería situada en las inmediaciones de la Pista Municipal de Atletismo, en la zona sur de Trelew.
Allí irrumpieron al menos tres malvivientes con armas, redujeron al dueño, su mujer y los empleados y se terminaron llevando unos mil pesos que había en la caja registradora, además de un teléfono celular.
La Policía llegó al lugar creyendo que había habido un herido en el atraco dijo después que las víctimas no quisieron denunciar y tampoco que se hicieran las diligencias de rigor, tales como el levantamiento de rastros y la inspección de Criminalística para detectar algún indicio dejado por los delincuentes. 
El robo a mano armada se produjo en un local comercial situado en la esquina de Pellegrini y Centenario y una hora después, en otro sector de la ciudad, en la zona norte: un hombre se encerró en una habitación de su casa con toda la familia al ver que al menos tres ladrones se habían metido al domicilio abriendo su puerta de acceso a patadas. Según la Policía, los malvivientes se terminaron yendo del lugar sin llevarse nada. 
Fue alrededor de las 22 en la calle Mitre Norte 134 en donde vive el denunciante, Roberto Videla, quien encontrándose en el interior de su vivienda junto a su familia, escuchó una explosión proveniente del local de al lado en donde tienen un negocio en el que venden conexiones a internet y al acercarse al lugar vio la puerta de entrada abierta y a dos sujetos encapuchados que -según explicitó en la denuncia- le ordenaron que se tirara al piso y haciendo caso omiso volvió a donde estaba su familia, se encerró con su mujer y la hija en una habitación del fondo provocando que los supuestos asaltantes se fueran, presuntamente, con las manos vacías.  
Los malvivientes se habrían alejado en una Volkswagen Amarok, solo uno de ellos estaba armado y la Policía cree que fueron a buscar la recaudación.
Un suceso parecido ocurrió ayer por la mañana en el barrio San Benito, en el extremo sur de Trelew. Fue en la vivienda del abogado y ex ministro Enrique Maglione en donde se introdujeron tres asaltantes porque la empleada les habría abierto la puerta cuando creyó que eran conocidos de Maglione porque golpearon preguntando por él. 
El atraco sucedió antes de las diez de la mañana en el pasaje Bahía Sin Fondo al 200; a la empleada la encerraron en un baño. Revisaron el dormitorio del propietario presuntamente buscando una caja fuerte pero terminaron llevándose unas computadoras portátiles y un costoso reloj pulsera. La empleada le dijo a la Policía que los tres asaltantes eran jóvenes, como de unos 30 años, que solo uno de ellos no ocultaba el rostro y que presuntamente se habrían ido en un Renault Capture. 
Por último, después de las 13 de ayer al menos cuatro malvivientes se introdujeron en una fábrica de aberturas del barrio Corradi, al oeste de Trelew y como el gerente del lugar los vio cuando llegaban alcanzó a irse para el lado del taller en donde en ese momento había unos quince operarios trabajando. 
De esa manera evitó que le robaran y provocó que los ladrones que lo iban a buscar a ese sector de la planta optaran por irse llevándose solo dos celulares al ver que no podrían enfrentar a los empleados decididos a hacerles frente. 
De hecho uno de ellos le arrojó a uno una tabla que le dio en la espalda y el asaltante se dio vuelta y le efectuó un disparo que por fortuna no lo hirió. El violento atraco ocurrió en unas instalaciones comerciales situadas en avenida Ciudad de La Plata y Mosconi y la Policía -a los pocos minutos- ubicó una camioneta que habría servido como transporte de los maleantes que dejaron abandonada a las pocas cuadras de la fábrica de aberturas. Creen que es robada. 
 

Conectar
Crear cuenta