elchubut.com.ar
DEFENSORES DE LA JUSTICIA SOCIAL
MENÚ
Cargando...

DEFENSORES DE LA JUSTICIA SOCIAL

Sr. Director
Que pocos quedan hermanos, paisanos y laburantes y aquellos compañeros; justicialistas y honestos, defensores de la Justicia Social. Hablo en nombre de mi padre, e incluyo a Don Rodríguez Labat, intérprete de valores.

Por

Los que saben, dicen que la «malaria» se combate, con «humor bien entendido», y cuando más triste estás, por las cosas que te pasan, cuando vivís, para combatirlas antaño, me tomaba un «buen Geniol», y aunque se mudó, consecuencia del incendio, siguen con su trabajo, los «hijos» pioneros de la Farmacia Molina.
A «Pepe» el ingeniero, lo conocí, en mi primer viaje aquí, y (él lo puede avalar), lo hago sin compromiso de su parte; eso se llama verdad, algo que reafirmó mi amistad en un principio cuando llegue aquí, con «Don Otto»  a esta tierra de pioneros, extranjeros y Tehuelches como «Paturuzú», bondadoso indio patagónico, que leía en mi Bahía.
Y más tarde a conocí los Mapuches, en Aluminé, de Rucachoroi (casa de los loros) que visitaba Don Jaime de Neváres, tierra donde recalé antes de instalarme, en este «pueblo de Luis», un galés de corazón grandote, que trajo el riel, ese fierro que hizo caminos a donde nadie llegaba, ¡¡¡miren que casualidad!!!
Soy hijo de ferroviario, y vine aquí por el agua, por rutas nacionales y provinciales y... el Sitravich me premió, quizás alguno me critique, soy nostálgico y eso lo combato con el humor de los genios que ponen en valor a un gordo con sotana, comparándolo con una ex. «Primera Dama» ojo: nada que ver con Evita.
Me despido de Don Rosendo, a quien doy mil gracias por esta inspiración.

Heraldo Ruddy González.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Diario EL CHUBUT no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Comentarios

DEFENSORES DE LA JUSTICIA SOCIAL

Sr. Director
Que pocos quedan hermanos, paisanos y laburantes y aquellos compañeros; justicialistas y honestos, defensores de la Justicia Social. Hablo en nombre de mi padre, e incluyo a Don Rodríguez Labat, intérprete de valores.

Los que saben, dicen que la «malaria» se combate, con «humor bien entendido», y cuando más triste estás, por las cosas que te pasan, cuando vivís, para combatirlas antaño, me tomaba un «buen Geniol», y aunque se mudó, consecuencia del incendio, siguen con su trabajo, los «hijos» pioneros de la Farmacia Molina.
A «Pepe» el ingeniero, lo conocí, en mi primer viaje aquí, y (él lo puede avalar), lo hago sin compromiso de su parte; eso se llama verdad, algo que reafirmó mi amistad en un principio cuando llegue aquí, con «Don Otto»  a esta tierra de pioneros, extranjeros y Tehuelches como «Paturuzú», bondadoso indio patagónico, que leía en mi Bahía.
Y más tarde a conocí los Mapuches, en Aluminé, de Rucachoroi (casa de los loros) que visitaba Don Jaime de Neváres, tierra donde recalé antes de instalarme, en este «pueblo de Luis», un galés de corazón grandote, que trajo el riel, ese fierro que hizo caminos a donde nadie llegaba, ¡¡¡miren que casualidad!!!
Soy hijo de ferroviario, y vine aquí por el agua, por rutas nacionales y provinciales y... el Sitravich me premió, quizás alguno me critique, soy nostálgico y eso lo combato con el humor de los genios que ponen en valor a un gordo con sotana, comparándolo con una ex. «Primera Dama» ojo: nada que ver con Evita.
Me despido de Don Rosendo, a quien doy mil gracias por esta inspiración.

Heraldo Ruddy González.

Conectar
Crear cuenta